linkslinkslinkslinks

LOS ARQUITECTOS DEL LADRILLO RECOCIDO

Observando en detalle un ladrillo recocido y un edificio tienen mucho en común.

Un ladrillo recocido también tiene que ser diseñado, la selección de los materiales desempeña un papel esencial y la producción es, por así decirlo, un acto de creación.

Según esos criterios la familia Hagemeister se ve como arquitectos del ladrillo recocido, que desarrollan cada pieza con pasión y entusiasmo acabándola con perfección.

SOLUCIONES PERSONALIZADAS

Hagemeister produce sus ladrillos recocidos únicos en el mundo en una unión de alta tecnología y los conocimientos de los viejos maestros horneadores. Muchos se desarrollan específicamente para una tarea especial, para un objeto en cuestión, en colaboración con arquitectos y proyectistas. Algunos se elaboran con base en los deseos especiales de los promotores que buscan algo incomparable.

El reto de la fábrica es que esos deseos se tornen realidad. Apostando por la individualidad y la creatividad — cada ladrillo recocido es una pieza única. Y, por lo tanto, tan inconfundible como el entorno para el que se cuece.

LA CALIDAD ES NUESTRO OFICIO

Los ladrillos recocidos de Hagemeister no son tan solo una expresión individual del carácter y la personalidad, sino que son también una declaración de la calidad, made in Germany. Pues la fábrica de ladrillos elabora en la quinta generación sus productos para fachadas y suelos exclusivamente en el emplazamiento de la zona de Münsterland — para objetos ubicados en todo el orbe.

El objetivo más importante es crear una arquitectura atemporal hermosa generando un espacio para que las personas se sientan cómodas y a gusto.

Las modas y las tendencias desaparecen pero el material de alta calidad de los ladrillos pervive durante siglos.

parte superior de la página